Espiritualidad

Remando contra la corriente

“Hiperconectados”, nos homogeneizamos y perdemos la capacidad de concentración: ¿quedarán los libros en el pasado, y las pantallas tomarán la delantera?, ¿será que la tecnología nos hará más inteligentes?

Admirar todo cuanto es santo, noble y elevado

En el Sermón de la Montaña, Nuestro Señor no habló apenas para los judíos de aquella época, sino a los hombres de todos los tiempos

11 de julio: San Benito de Nursia, Padre de la Europa Cristiana

Recordando los primeros tiempos de la cristianización de Europa nos deparamos con el gran Patriarca del monacato occidental, San Benito de Nursia y sus monjes. En el silencio, la disciplina y el trabajo acabaron cristianizando un continente

La fiesta del Divino surgió de las lágrimas y súplicas de la Reina Santa Isabel de Portugal

¿Cómo una Reina santa impidió una guerra entre su esposo y su hijo?

Sermón de una belleza incomparable

En su acción divina a través de Israel, Jesús había escogido doce entre sus discípulos, a los cuales había dado el nombre de Apóstoles (cf. Lc 6, 13-16), preparando así la fundación de su Iglesia

Beata María Felicia de Jesús Sacramentado

María Felicia de Jesús Sacramentado: así se llamaba en religión la joven paraguaya carmelita descalza beatificada en Asunción el pasado 23 de junio, cuyo encuentro definitivo con el Señor se dio en sus jóvenes 34 años de edad

Servir da siempre mucha alegría

"Viuda, rica y sola, aquella señora sin hijos pero rodeada de suficiente servidumbre en su mansión, sintió un día que su enfermedad y depresión requería alguien que le diera más que formal y simple atención diaria..."

Sin esta arma no hay victoria

En un momento en que, por todo el mundo, resuena la 'palabra de orden' del desarme, parece temerario hacer difusión de un arma...

Libradnos del mal

Una tarde se encontraba San Juan Bosco, en quien se destacaba su profundo conocimiento de las almas, recorriendo las avenidas de su ciudad natal, con el objetivo de llevar ovejas al redil de Dios...

En la sinagoga de Nazaret, todo se decidió por la admiración

La pequeña Nazaret, donde Jesús viviera por más de veinte años con su Madre Santísima y su padre virginal, quedó estupefacta al saber que Él había regresado