Opinión

Orgullo y sensualidad, motor destructor del hombre y de la Historia, visto a través de la teoría de las hiper-vibraciones

"Iluminadora tesis, explicativa, simple, genial..."

Cómo nos comportemos con las alegrías de la inocencia, así definimos nuestras vidas

Pero siempre en el hombre, mientras no muera, hay posibilidad de redención. Entretanto esta es muy relacionada con la recuperación de ese gozo contemplativo y sereno propio al niño inocente

Artesanos humildes de preciosas joyas

Dios quiso poner entre todas sus criaturas un bichito blando, medio informe, incoloro y nada atractivo, pero envuelto en una coraza que es una maravilla

Vivir lo que se dice vivir, es luchar por construir el Castillo Dorado

Todo hombre debe alimentar su instinto de perfección

En el Corazón de la Historia: Víctimas Expiatorias

Seguramente alguna vez el lector se ha preguntado ¿Qué es lo que en última instancia decide y direcciona la historia de los hombres? ¿Por qué los imperios, sean milenares o efímeros en determinado momento ascienden y caen?

Templanza, sacralidad, arquetipía, seriedad

"La templanza puede ser definida como una virtud cardinal que modera las pasiones, las domina, las dirige al fin debido; pero también es una condición de calma para saber apreciar lo maravilloso"

Para que los ángeles no queden cruzados de brazos

"Contaba un día el Padre Pío que a un conocido que partía le indicó que cada vez que estuviera en dificultades, o que necesitara de especiales oraciones, le pidiera a su ángel de la guarda que le comunicara..."

Cuando el niño dorado tiene que juntar las manos para rezar

"...un día cualquiera él percibe que de su propio interior sale la hedionda cobra de la excitación y de la intemperancia, del deseo de comer el helado con agitación..."

La escucha de la Campana que fortifica o recupera la Inocencia

"Ideaba él a un primer niño que mucho se movía, y que al sonar de la campana, corría a lavarse las manos y se sentaba rápido en la mesa...."

El horroroso motor vibrátil y la guitarra del Concierto de Aranjuez

En ese sentido, ¡que siniestro es el estilo Hollywood! Por ejemplo, en las películas dichas de acción, la intención casi siempre exitosa del productor, es mantener al espectador pegado a la silla a la espera del próximo disparo, de la venidera explosión