Opinión

Sin la gracia de Dios estamos irremediablemente perdidos

"Como no existe Cielo, Infierno ni Purgatorio, ni un juicio particular post mortem ante un tribunal supremo de última instancia y con sentencia irrevocable, lo mejor es dedicarnos a disfrutar plenamente esta vida..."

Las últimas cruzadas de una Cristiandad que resucitará gloriosa

"San Luis IX rey de Francia partió a la sexta cruzada con su esposa Margarita de Provenza en 1248. Iban también con él sus tres hermanos: Roberto, Alfonso y Carlos..."

Revolución y Contra-Revolución Tendencial: la voz oculta de las cosas

"Todo nos "habla", todo nos influye, no solo las palabras o los discursos. Una cama, aunque muy cómoda y amplia que sea, si está hecha de troncos retorcidos..."

Yo fui Heraldo del Evangelio…

Vivir en comunidad religiosa requiere abnegada entrega. Si uno de sus miembros decide cambiar el estado de vida, ¿qué guarda de los tiempos allí pasados? He aquí significativos testimonios de antiguos integrantes de los Heraldos del Evangelio

Aprender a sobrellevar las adversidades

"Francisco José I de Austria-Hungría (1830-1916) falleció a la edad ya cumplida de 86 años. Había gobernado casi setenta años pues subió al trono joven y vital..."

Con la Bendición de Dios todos los días del año

El sacerdote, revestido con Capa Pluvial y Velo Humeral de hermosos bordados, levanta en alto, serio y compenetrado, el Ostensorio donde está presente Nuestro Señor Jesucristo con su cuerpo, sangre, alma y divinidad...

La Edad Media no murió…

Quizá despierte la sorpresa de algún lector cierto hecho que llama la atención de los estudiosos imparciales de la Historia: el continuo incremento de las publicaciones dedicadas exclusivamente a la Edad Media

Reconstituyendo la confianza: Una señora llena de bondad

La vida de esta grande dame brasileña, contemporánea de Santa Teresita pero quien vivió hasta 1968, interesa cada día más, especialmente -insistimos- por esa cualidad que aunque muchas veces sin saberlo, tanto aprecian y ansían los hombres

En esta Navidad, proclamemos con altanería la Virginidad de María, antes, durante y después del parto

La Virginidad perpetua de María, es una de las glorias que creemos quienes tenemos la honra de llamarnos católicos, y uno de los cuatro dogmas marianos

La Natividad es como una Resurrección de la Humanidad ¿Será también la nuestra, personal?

"Dios había creado al hombre no sólo perfecto naturalmente sino también en gracia, con todos los dones sobrenaturales, y a estos vilmente se renunció con el pecado de Adán..."