Inician en Roma ciclos de catequesis sobre la santidad

 

Roma (Jueves, 11-10-2018, Gaudium Press) ¿Es posible hoy aspirar a la santidad?, ésta fue una de las preguntas que ha intentado responder el Cardenal Angelo De Donatis, Vicario del Papa para la Diócesis de Roma, al abrir el lunes 8 de octubre, en la Basílica de San Juan de Letrán, un ciclo de catequesis mensuales sobre la santidad, inspirado en la exhortación apostólica "Gaudete et exsultate" del Papa Francisco.

El purpurado realizó una reflexión sobre los desafíos que representa hoy la llamada a la santidad, indicando que actualmente el propio término "santidad" se entiende por algunos como "una palabra obsoleta, lejos del lenguaje común", y que en general los cristianos "no la utilizamos, no decimos frases como ‘mi propósito en la vida es ser santo'".

Al respecto recordó que el Concilio Vaticano II "hizo del llamado universal a la santidad uno de los puntos más calificados de su enseñanza, reiterando que ese llamado se dirige a todos".

Foto Cristian Gennari para Diocesi di Roma.jpg
Cristian Gennari_Diocesi Di Roma.jpg
Las catequesis sobre santidad se realizarán una vez al mes. En la imagen superior, el Cardenal De Donatis abriendo las reflexiones / Fotos: Cristian Gennari para Diócesis de Roma.

El Cardenal De Donatis señaló que la santidad "es la misma vida ordinaria que experimentamos de manera extraordinaria, porque es bella por la gracia de Dios, por la acción del Espíritu Santo recibido en el bautismo. El fruto del Espíritu es, de hecho, una vida vivida en la alegría del amor, y en esto consiste la santidad".

"No hay condiciones particulares: la santidad no es prerrogativa de quien vive dedicado mucho tiempo a la oración o al estudio teológico o ejerciendo un particular ministerio en la Iglesia, pero es aquella vida nueva que por don de Dios es concretamente posible a todos, en las ocupaciones de cada día, donde cada quien se encuentra", añadió el Vicario de la Diócesis de Roma.

En otro momento, el Cardenal De Donatis dijo que la santidad no es posible en solitario, ya que el "individualismo y la pretensión de autosuficiencia no conducen a la vida verdadera". "Necesitamos de los demás, tenemos necesidad de sentir que nuestra vida está inserta en aquella del Pueblo de Dios, en la que el Espíritu de Dios derrama su Santidad".

En la ocasión también intervino Mons. Marco Frisina, rector de la Basílica de Santa Cecilia a Trastervere, quien dijo: "En estas reuniones mensuales que haremos juntos, encontraremos a los amigos, porque los santos son los amigos. Tenemos la costumbre un poco de pensar en los santos como imágenes y, quizás, un poco habituados a la iconografía barroca de aquellos santos mirando con los ojos en la luna y con pose teatral. Pero los santos eran personas normales, como nosotros".

"Estas personas normales han hecho cosas extraordinarias con la Gracia, y eran personas como cualquiera", agregó.

Luego, afirmó: "Lo que el Señor hace es hermoso: toma a la persona con la gracia, con el Espíritu Santo la moldea. Hace así con nosotros, con cada uno de nosotros. Porque el Señor es un artista (...) El hace las cosas con el corazón y con la originalidad, nunca hace una cosa como la otra, nunca hará un santo como cualquier otro".

De la redacción de Gaudium Press, con información de Diócesis de Roma.