Papa reflexionó sobre la angustia delante del tiempo en ceremonia de Vísperas

 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 02-01-2012, Gaudium Press) El Papa Benedicto XVI presidió el pasado sábado, 31 de diciembre, la celebración de las Vísperas. En la ceremonia ocurrida en la Basílica de San Pedro, el Pontífice reflexionó sobre la brevedad de la vida, brevedad de la cual tomamos consciencia más fuertemente en esta época del año, afirmando que el sentido de todo está en Dios.

2011-12-31T184106Z_636051499_GM1E81107P001_RTRMADP_2_POPE.jpgLa brevedad de la vida nos hace cuestionar sobre su real sentido -pregunta presente en el corazón de toda generación y todo ser humano. La respuesta nos fue dada dos mil años atrás, en el rostro de un Niño. En el tejido de la humanidad dilacerada por tantas injusticias, maldades y violencias, irrumpe de manera sorprendente la novedad jubilosa y liberadora de Cristo Salvador", destacó inicialmente el Santo Padre.

De acuerdo con el Pontífice, con la encarnación de Dios la angustia ante el tiempo que pasa y no vuelve atrás pierde su espacio, restando apenas espacio para "una ilimitada confianza en Dios, para el cual vivimos y al cual nuestra vida está orientada a la espera del retorno definitivo".

"Desde que el Salvador descendió del Cielo, el hombre no es más esclavo de un tiempo que pasa sin un motivo, o que es marcado por el cansancio, la tristeza y el dolor. El hombre es hijo de un Dios que rescató a toda la humanidad, donándole el amor, que es eterno, como nueva perspectiva de vida", afirmó Benedicto XVI.

En este sentido, el Papa resaltó que es sugerido por la Iglesia Católica no dejar de concluir el año sin dirigir a Dios nuestro agradecimiento por todas sus gracias".

"Por eso cantamos el Te Deum. Con el ánimo lleno de gratitud, nos preparamos para atravesar el umbral del año 2012, recordando que el Señor vela sobre nosotros y nos protege. A Él queremos confiar el mundo entero. Coloquemos en sus manos las tragedias de este nuestro mundo y ofrezcamos también las esperanzas por un futuro mejor", concluyó.

Con informaciones de la Radio Vaticana.