Nuevo caso de secuestro de sacerdote sacude Nigeria tras asesinato de seminarista

 

Abuja (Sábado, 15-02-2020, Gaudium Press) Días después del funeral del seminarista Michael Nnadi, secuestrado y asesinado en la Arquidiócesis de Kaduna, Nigeria (ver noticia anterior), los católicos del país recibieron la noticia de un nuevo secuestro, esta vez del sacerdote Nicholas Oboh, de la Diócesis de Uromi en el estado de Edo. Este secuestro se registra en el sureste del país, a diferencia del caso anterior, el cual junto a numerosos hechos de violencia anticristiana se produjo en el norte del territorio.

SACERDOTE SECUESTRADO NIGERIA GAUDIUM PRESS.png
P. Nicholas Oboh, secuestrado en el estado de Edo en Nigeria. Foto: Religión en Libertad.
"Estamos seguros de que sigue vivo y hemos tomado de inmediato medidas para asegurar que el padre Nicholas Oboh sea liberado ileso", anunció o el P. Osi Odenore, Canciller de la Diócesis de Uromi, según informó Fides. El presbítero confirmó la fecha del secuestro, el día 14 de febrero, pero no especificó el lugar en el cual se produjo.

Además del secuestro del P. Oboh, se registró simultáneamente el rapto de cuatro niños en el mismo estado durante un asalto a la aldea de Umelu. Los captores exigieron el pago de un rescate para liberar a los infantes, pero sólo han liberado a uno de ellos.

Los Obispos del país han sido insistentes en la necesidad de mayor acción para detener a los grupos terroristas que atacan a la población cristiana y a los criminales que se lucran de los secuestros. En una entrevista del pasado 07 de febrero a Ayuda a la Iglesia Necesitada, el Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Nigeria, Mons. Obiora Akubeze denunció la responsabilidad estatal en la crisis de seguridad: "La situación actual en Nigeria refleja una tensión innecesaria, injustificada y autoinfligida (...). El gobierno ciertamente no está haciendo lo suficiente para proteger tanto a cristianos como a musulmanes".

Con información de Fides y AIN.