Coronavirus: Obispos asiáticos recomiendan rezar a Nuestra Señora de Lourdes 

 

Yangon - Myanmar (Miércoles, 13-02-2020, Gaudium Press) El día 11 de febrero, fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, los obispos asiáticos, a través de la Federación de las Conferencias Episcopales de Asia, en un mensaje firmado por el Cardenal Charles Maung Bo, arzobispo de Yangon, Myanmar, y presidente del organismo episcopal, piden y también promueven "oraciones y bendiciones especiales por las víctimas del letal "coronavirus" que aflige al mundo, en particular nuestro continente asiático".

virus.jpg

De acuerdo con la Agencia Fides, el texto del Mensaje de los Obispos recuerda que el "coronavirus" provocó el mayor número de víctimas en China (900 muertos, hasta ahora), sin embargo, él se propagó para otros 30 países más, provocando también más víctimas.

Nuestra Señora de Lourdes, Nuestra Señora de la Salud

"En este momento crítico, queremos estar próximos y rezar por los muertos y los hermanos y hermanas que están enfermos por causa de este virus que se esparció por China y el mundo. Que el Señor acoja a los muertos en su paz, conforte las familias y sustente el gran esfuerzo de la comunidad china que ya se movilizó para combatir la epidemia", dice el mensaje que continua: "Dirigimos un apelo a todos los obispos de Asia para que confíen todas las víctimas del "coronavirus" a Nuestra Señora de la Salud, a Nuestra Señora de Lourdes, que festejamos en este 11 de febrero", se lee en el texto.

"Recemos para que nuestra Madre Santísima intervenga y ayude a prevenir una epidemia global. Pidamos con fervor su protección materna para detener la rápida diseminación de ese virus mortal, para dar esperanza y coraje, imponiendo sus manos milagrosas para la cura de los enfermos."

Pilar de fuerza, farol de esperanza

El texto concluye pidiendo, que "en esos momentos trágicos, pueda nuestra Madre María, que estaba al lado de la Cruz de su hijo Jesús, ser el pilar de fuerza y el farol de esperanza para los profesionales de salud que arriesgan sus vidas para salvar la vida de las personas infectadas". (JSG)