"Convocamos a todo el pueblo católico a realizar jornadas de oración por las víctimas del aborto": Obispos de Colombia

 

Bogotá (Miércoles, 12-02-2020, Gaudium Press) Los Obispos de Colombia, a través de un comunicado firmado el 11 de febrero de 2020 por Mons. Oscar Urbina Ortega, Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), y Mons. Juan Vicente Córdoba Villota, S.J., Presidente de la Comisión Episcopal Promoción y Defensa de la Vida de la CEC, han convocado a los fieles católicos del país a realizar jornadas de oración por las víctimas del aborto.

Este llamado tiene lugar luego de que se conociera la noticia del aborto de Juan Sebastián Medina, un bebé de 7 meses de gestación, cuyo caso llamó la atención de los medios de comunicación debido a que su padre, Juan Pablo Medina, emprendió una batalla jurídica en defensa de la vida de su hijo, a quien finalmente se le negó vivir.

@by_syeoni.jpeg
Los obispos colombianos recuedan que la vida es sagrada / Foto: @by_syeoni por Unsplash.

Sobre este caso los obispos colombianos señalan en el comunicado:

"Desde hace ya varias semanas, los Obispos católicos de Colombia y numerosos fieles veníamos pidiendo en nuestras oraciones por la vida de Juan Sebastián Medina, la de su madre y la de su valiente padre. Con profunda tristeza y consternación nos enteramos hoy de la muerte del pequeño aún sin nacer, por cuenta del terrible mal del aborto".

Los prelados también manifiestan sentirse perplejos ante lo sucedido:

"Además del dolor de saber que Juan Sebastián ya había superado los siete meses de gestación y que gozaba de perfecta salud, hemos visto perplejos cómo las instituciones de este país no garantizaron los derechos del padre que, con persistencia y tenacidad, luchó por la vida de su hijo a través de los conductos pertinentes".

En este sentido los obispos se unen al sufrimiento de la familia del bebé y refirman lo que ya han expresado en otras ocasiones: "Que la vida es sagrada, que el aborto es una injusticia que clama al cielo y una gravísima herida a la sociedad, que no es posible construir la paz implantando la pena de muerte contra los más pequeños e indefensos".

Los prelados colombianos también exhortan a todas aquellas personas que reconocen que con el aborto de Juan Sebastián "se han rebasado los límites de toda lógica", y les invitan a pronunciarse públicamente en defensa de la vida de todos, especialmente de los más pequeños y vulnerables.

"Pedimos a las autoridades que presten oído a este clamor por la vida", indican.

Culminando el comunicado, los obispos convocan "a todo el pueblo católico a realizar jornadas de oración por las víctimas del aborto y para que en Colombia se detenga todo atentado contra el derecho fundamental a la vida". Asimismo, elevan una oración "por quienes les han dedicado su existencia a proclamar y a defender la vida".

"Mi expareja, nuestro hijo y yo, somos víctimas del aborto"

Mientras tanto, el padre del bebé abortado también hizo público un comunicado en el que expresó que "mi expareja, nuestro hijo y yo, somos víctimas del aborto".

Agradeció a todos los colombianos que le acompañaron en este proceso que "revela el dolor profundo del aborto, al perder un hijo que deseaba ver nacer, ver crecer y darle todo mi amor".

Además hace una invitación: "¡Quiero invitarlos a que no permitamos que haya más JuanSes en Colombia! Ningún niño debe ser abortado y la pérdida de mi hijo no puede ser en vano".

Con información de la Conferencia Episcopal de Colombia.