Obispos de Colombia llaman a defender la vida y a una mayor conciencia sobre el grave mal del narcotráfico

 

Bogotá (Lunes, 10-02-2020, Gaudium Press) Los Obispos de Colombia, a través de un comunicado, han hecho un urgente llamado a defender y respetar la vida y a tomar mayor conciencia sobre el grave mal que el narcotráfico trae para las familias y la sociedad.

La exhortación ocurrió al término de la 109° Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano (CEC) que se llevó a cabo en Bogotá del 3 al 7 de febrero. El último día, durante una rueda de prensa, los obispos dieron lectura al comunicado firmado por Mons. Óscar Urbina Ortega, Presidente de la CEC; Mons. Ricardo Tobón Restrepo, Vicepresidente de la CEC, y Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero, Secretario General de la CEC. En la misiva afirmaron:

Asmblea Plenaria CEC.jpeg
Obispos colombianos durante la rueda de prensa al término de la Asamblea Plenaria / Foto: CEC.

"Consideramos que Colombia pasa por un momento histórico decisivo, complejo y preocupante, que exige de todos escucha, reflexión, diálogo, unidad y compromiso para transformar cada dificultad en oportunidad de fortalecimiento como nación, para trazar caminos de justicia, de reconciliación y de bien común".

En este sentido, han invitado a "defender y respetar la vida", apelando sobre todo a quienes acuden a las vías de violencia, de intimidación y de muerte.

Indicaron que si se anhela la paz, "es necesario asegurar el derecho fundamental a la vida, reconocido por la Constitución política, desde la concepción hasta su término natural". Por lo tanto, enfatizaron que "el aborto no puede ser un derecho humano; es exactamente lo contrario. Es una profunda herida social".

Asimismo, han llamado a tomar mayor conciencia y reconocer "el gravísimo mal que entrañan para las familias y la sociedad el narcotráfico, el microtráfico y todas las actividades conexas"; ante todo "el daño que causan a la vida, la economía, la política y la ecología".

En este sentido, han señalado que "es apremiante contrarrestar, con una visión y acción integrales, la epidemia y los estragos que este fenómeno conlleva".

En otro punto, los obispos colombianos han exhortado para que se avance en la realización de un proyecto común "en el que la dignidad humana sea reconocida y garantizada en todas las circunstancias", poniendo a la política y a la economía al ser vicio del bien común.

Igualmente, alentaron para que se apoyen los procesos que conduzcan a la paz, "conscientes de que éstos no son responsabilidad exclusiva de unos pocos, sino que reclaman la participación de todos".

Y han llamado para que se reconozca "que los migrantes son nuestros hermanos", avanzando en la hospitalidad que se les debe ofrecer.

Los obispos de Colombia concluyeron el comunicado exhortando a las comunidades católicas del país a intensificar la oración "invocando la intercesión amorosa de la Santísima Virgen", y a asumir "con espíritu de fe el compromiso de todos a favor del bien común".

Con información de la Conferencia Episcopal de Colombia.