Ministerio en EEUU se dedica a motivar a los católicos alejados a regresar a la Iglesia

 

Washington (Martes, 16-07-2019, Gaudium Press) Una iniciativa de los Padres Paulistas en los Estados Unidos, presentada como un Ministerio de Reconciliación, busca llegar a los numerosos creyentes que se han alejado de la fe para ofrecer una oportunidad de volver a la Iglesia. Con un rostro amable y oportunidad de escucha, el ministerio trabaja para vencer los temores y prejuicios que impiden a muchos redescubrir los tesoros de la fe católica.

MINISTERIO LANDINGS GAUDIUM PRESS.jpg
Grupo del Ministerio Landings Foto:Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Singapur
El ministerio lleva por nombre Landings, una palabra que podría ser traducida como llegadas, desembarques o aterrizajes, y que recuerda la bienvenida alegre que los viajeros experimentan de regreso a su patria por parte de sus seres queridos. "Es un programa que invita a todas las parroquias y comunidades católicas a acercarse a los católicos que han estado lejos de la Iglesia o que luchan en su relación con Dios y la Iglesia", explica la presentación oficial de la iniciativa. "De manera acogedora y sin prejuicios, pequeños grupos de católicos laicos activos se unen a católicos que regresan o están inactivos para compartir sus viajes espirituales y explorar su fe católica".

A través del diálogo y los testimonios compartidos, los grupos buscan inspirar un retorno a la práctica religiosa y un encuentro más profundo y personal con Jesucristo. "Los desembarques ayudan a los católicos que han estado lejos de la Iglesia a hacer un aterrizaje suave cuando regresan a la fe y la vida parroquial", comentan los organizadores.

"Estaba bastante enganchado después de la primera semana. Descubrí que la mayoría de los problemas que tenía con la iglesia no existían. Yo había entendido mal las enseñanzas de la Iglesia", comentó a CNS Melanie Rigney, una creyente que regresó a la fe después de décadas de alejamiento. "Luego vino el momento de la alegría. El día de Navidad en 2005 fue la primera vez que tuve la Eucaristía en 33 años, y la primera vez en mi vida que fui a misa el día de Navidad".

Los participantes del ministerio dedican dos horas a la semana a reuniones de grupos pequeños con dos o tres facilitadores que fomentan el diálogo y dan sus propios testimonios de conversión. Los creyentes se dan cuenta de que comparten el camino de la fe con otras personas y la experiencia está centrada en fomentar una relación personal con Dios y un espíritu de comunión con los demás católicos. Después de una fase inicial, se comienzan a abordar temas de fe y doctrina católicas.

"En Landings, nos invitaron a profundizar aún más, lo que significa que tenemos que abrazar la vulnerabilidad y la humildad. Cuando eres humilde y vulnerable puedes compartir algo muy profundo", relató Tony See, un católico de Singapur que retornó a la práctica de la fe a través del ministerio. "(Landings) se dirige a las personas que pertenecen a la Iglesia pero están fuera de ella, porque quieren regresar pero son emocional o espiritualmente débiles para regresar por su cuenta. Así que tenemos que salir, alcanzarlos y traerlos a casa".

Con información de Crux.