Procesión Eucarística pluvial en EEUU permitirá a los fieles ganar indulgencia plenaria

 

Bayou Teche (Viernes, 12-07-2019, Gaudium Press) La fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María, Patrona de la región de Acadiana en Louisiana, Estados Unidos, es celebrada con una procesión acuática a través de los brazos pantanosos, la "Fête-Dieu du Teche". Esta procesión, que reúne una notable cantidad de botes que siguen al Santísimo Sacramento por las aguas, cuenta con el beneficio de otorgar una indulgencia plenaria a los devotos que participan en ella con las debidas condiciones.

Fete Dieu Teche Gaudium Press.jpg
El Santísimo Sacramento navega las aguas durante la Fête-Dieu du Teche. Foto: New Liturgical Movement.
El nombre francés de la fiesta está ligado con la identidad católica de la región, llamada Louisiana Francesa por haber recibido a los inmigrantes francocanadienses que profesaban la fe católica. ""Tener una procesión eucarística en barco por las aguas de Teche en lugar de a pie en las calles tiene mucho sentido", comentó el P. Michael Champagne, organizador de la procesión. "Fête-Dieu du Teche en la Fiesta de la Asunción recuerda nuestra rica historia acadiana y, de alguna manera, recrea el viaje hecho por los acadianos hace 250 años".

Estos primeros creyentes de la región padecieron la persecución religiosa en Nueva Escocia, Canadá, por lo cual huyeron en bote y terminaron por habitar las regiones inundadas de Louisiana. Un sacerdote que acompañó a los fieles perseguidos fundó la parroquia de San Martín de Tours, Santo que se considera origen del nombre de la ciudad de Martinville.

"El Santísimo Sacramento se fijará en un altar en el bote principal bajo un dosel, con un par de adoradores en adoración entre los pueblos visitados. Otro bote llevará la estatua de la Asunción de la Santísima Virgen María", relató el P. Champagne. Los adoradores que siguen la procesión en bote se registran con anticipación, pero navegar no es la única manera de participar. Los fieles pueden unirse desde tierra firme en las diversas paradas de la procesión, donde además se encuentran sacerdotes disponibles para administrar el Sacramento de la Penitencia.

Con información de Aleteia.