Santa Sede solicita a UNESCO que proteja el carácter religioso de la Catedral de Notre Dame de París

 

Ciudad del Vaticano (Jueves, 11-07-2019, Gaudium Press) Mons. Francesco Follo, Observador Permanente de la Santa Sede ante la UNESCO, aprovechó la sesión del Comité del Patrimonio Mundial Cultural y Natural celebrada en Bakú, Azerbaiyán, el pasado 4 de julio, para expresar la preocupación de la Iglesia por la preservación de la identidad religiosa de la Catedral de Notre Dame de París durante su reconstrucción. El prelado pidió tener en cuenta "el evento generador que creó el significado" del monumental templo, amenazado por algunas propuestas de reconstrucción que reclaman usos distintos para la edificación.

Catedral de Notre Dame de París, Francia Gaudium Press.jpg
Catedral de Notre Dame de París, Francia. Foto: Sebastián Cadavid / Gaudium Press
"Es crucial salvaguardar esta significación", indicó Mons. Follo. "Los elementos que serán reconstruidos deben cumplir con el propósito para el cual se construyó el edificio. De hecho, la forma conserva y transmite su belleza solo si se adhiere a su propósito, a fin de preservar la legibilidad de su identidad". El objetivo de la Santa Sede es que la Catedral pueda ser retornada a los creyentes, así como a todos los ciudadanos presentes y futuros, respetando la fundamental dimensión religiosa, que es "es una condición esencial para su valorización".

La Santa Sede pidió la reconstrucción no sólo del bien cultural, sino del lugar donde se experimenta la fe, de acuerdo a la voluntad e inspiración de quienes lo edificaron. Mons. Follo recordó las palabras del Papa Francisco, quien calificó la Catedral como "el corazón de la ciudad, un signo de la fe de quienes la construyeron, la iglesia madre de su diócesis", y un "patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad".

De igual manera citó las palabras de Mons. Michel Aupetit, Arzobispo de París, quien explicó el sentido trascendente de la Catedral después de la tragedia: "La otra cosa que une a la Catedral y la persona humana es la unción que pueden recibir para manifestar una trascendencia. , una presencia divina que les da un carácter sagrado".

Con información de Vatican News.