"Ojalá muy rápidamente Venezuela tenga una salida": Obispo de Cúcuta - Colombia

 

Bogotá (Lunes, 08-07-2019, Gaudium Press) En rueda de prensa el viernes pasado, al término de la 108ª Asamblea General del Episcopado Colombiano, Mons. Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de Cúcuta, habló de la migración venezolana y ratificó que "estamos en una crisis. Es una crisis que tiene al menos 4 años. Comenzó el 17 de agosto del 2015, se agudizó en junio de 2017, y venimos ya en estos dos últimos años atendiendo las mareas humanas de personas que atraviesan el puente Gral. Santander, el puente Simón Bolívar o las trochas. Tenemos que ‘arremangarnos', una palabra un poco coloquial, pero creo que Colombia entera tiene que responder con caridad y con fraternidad a esta crisis de los hermanos venezolanos. Hay que recordar la cantidad de colombianos que pasaron a Venezuela, que fueron atendidos y ayudados" en otros tiempos, manifestó el prelado.

1.png
Mons. Ochoa Cadavid, durante la rueda de prensa

Entretanto, el obispo de Cúcuta constató en conversación con los medios de comunicación el aumento de la migración de venezolanos. "Tendríamos que estar preparados. Creo que el número de los caminantes aumenta en los últimos días, es algo que se puede ver. Los corresponsales que ustedes tienen en Norte de Santander, el norte del país, saben que ese número está aumentando, y tendríamos que propiciar todos" ayudas a estas personas.

"La Iglesia ha hecho su parte -continúa Mons. Ochoa-; tendríamos que propiciar que muchas otras instituciones, muchas otras instituciones del Estado, asuman el drama". El prelado focalizó particularmente la necesidades que los venezolanos migrantes en Colombia tienen en salud, oportunidades laborales, entre otras.

"Muchos se están viniendo porque no hay recursos en Venezuela. Ojalá muy rápidamente esta nación tenga una salida. No nos asustemos, trabajemos", dijo el Obispo.

En la última Asamblea episcopal, los obispos reflexionaron sobre el tema Venezuela

Acerca del trabajo de la Iglesia atendiendo a los migrantes venezolanos, Mons. Ochoa expresó que "todas las diócesis de Colombia se han dedicado a atender esta tragedia, este gran drama humano de los hermanos venezolanos que no tienen alimentos, que no tienen acceso a medicinas, que necesitan cuidados médicos y hospitalarios, y que necesitan también hacer provisiones para el diario vivir".

Mons. Ochoa contó también a los medios de comunicación que en la Asamblea plenaria del episcopado que acaba de concluir, los obispos reflexionaron "atentamente sobre este gran problema. Los flujos de los venezolanos continúan llegando a Colombia a través de distintas zonas del país, tanto en los Llanos Orientales como en la común frontera que tenemos en el nororiente del país. Tenemos ya un número muy grande de venezolanos en Colombia, y está aumentando en estos últimos días la llegada de los que son llamados así, ‘caminantes' ".

"Todas las diócesis han activado sus servicios de caridad, de acompañamiento y de ayuda a estos hermanos", cumpliendo el mandato evangélico de la caridad, manifestó Mons. Ochoa.