"Llegó la hora de rezar", afirman millares de peregrinos venezolanos

 

Caracas - Venezuela (Viernes, 07-06-2019, Gaudium Press) Generalmente es cuando ya no se tiene más a quien apelar en este mundo que los hombres se vuelven a Dios.

10.jpg

Antes tarde que nunca...

La búsqueda del auxilio de Dios, en cualquier situación, en cualquier ocasión, en cualquier tiempo no puede ser censurada: Muy al contrario, esta actitud evidencia muchas veces un retorno, pero, de cualquier forma, indica la Fe de las almas que perdieron todo y solo les resta la esperanza.

Venezuela se encuentra en el fondo del pozo.

Humanamente hablando, la situación del país es imposible de ser revertida por los medios comunes: lo extraordinario comienza a tornarse necesario.

El pueblo venezolano comienza a entender que llegó la hora de apelar a quien los Evangelios narran que en cierta ocasión dijo: "Pedid y recibiréis"...

Peregrinación

El sábado 1º de junio, millares de personas salieron en peregrinación hasta la Catedral de San Cristóbal, en Venezuela, para pedir al Sagrado Corazón de Jesús, en el mes a él dedicado, por la situación de su país.

Según informa la asesoría de prensa de la Diócesis de San Cristóbal, los fieles y sacerdotes salieron de sus parroquias bien temprano para iniciar la peregrinación.

Por las calles y avenidas de la ciudad, rezaban y cantaban caminando en dirección al atrio de la Catedral, donde a las 11:00 horas fue celebrada la Santa Misa.

Camino de conversión, arrepentido de los errores

La Eucaristía fue presidida por el Obispo de San Cristóbal, Mons. Mario Moronta, y concelebrada por el Obispo Auxiliar Emérito de Mérida, Mons. Luis Alfonso Márquez, con la participación de muchos sacerdotes diocesanos.

Quien pronunció la homilía fue el P. Nepomuceno Hernández, Vicario General de la Diócesis de San Cristóbal.

Sus palabras fueron un incentivo para que sean hechas suplicas a Dios:

Vamos a pedir para "que cesen los males y para que emprendamos el camino de conversión (...) para ser un pueblo arrepentido de los errores cometidos y purificado por el dolor y el sufrimiento".

Quién peregrinó, a quién pidieron

En la peregrinación estaban personas que sufren, que son agredidas por problemas.

Son personas que están envueltas por dramas que un país entero soporta.

Ellas hospedan en sus almas la soledad, el miedo y muchas veces el pánico.

Es realmente la hora de rezar...

¿A quién recurrir?

La respuesta esos peregrinos la estaban dando en su caminata en el primer día del mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. (JSG)