No podía faltar el saludo de Pascua del Papa al Papa Emérito

 

Ciudad del Vaticano (Martes, 16-04-2019, Gaudium Press) Como informó debidamente el director interino de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, el Papa Francisco fue en la tarde del lunes (15/04) hasta el Monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines del Vaticano, para llevar sus votos de Feliz Pascua al Papa Emérito Benedicto XVI.

6.jpg

El encuentro sirvió también para que Francisco tuviese oportunidad de saludar y felicitar con particular afecto y cariño especial al Papa emérito que ayer martes, 16 de abril, celebró su 92º aniversario.

Joseph Ratzinger

Joseph Ratzinger nació el día 16 de abril de 1927 en Marktl am Inn, una pequeña villa en Baviera, a las márgenes del río Inn, en Alemania.
Su padre Joseph era un comisario de policía (Gendarmeriekommissar) de Reich, un oficial de la policía rural oriundo de la Baja Baviera.

De orientación católica, era de religiosidad profunda y un decidido adversario del régimen nacional-socialista.

La madre de Joseph Ratzinger, María Peintner era de origen sur-tirolesa, parte del Imperio Austro-Húngaro. La señora Ratzinger murió en 1963.

Con el Hermano, Georg Ratzinger, Joseph entró a un seminario católico. El 29 de junio de 1951, fueron ambos ordenados sacerdotes por el Cardenal Faulhaber, Arzobispo de Múnich.

En el Segundo Concilio del Vaticano (1962 - 1965), Ratzinger asistió como peritus (especialista en teología) del Cardenal Joseph Frings de Colonia.

Fundó en 1972, junto con los teólogos Hans Urs von Balthasar y Henri De Lubac la revista Communio, para dar una respuesta positiva a la crisis teológica y cultural que despuntó después del Segundo Concilio del Vaticano.

A los 78 años, el Cardenal Joseph Ratzinger fue electo Papa por el Colegio de Cardenales.

El Cónclave finalizado el 19 de abril de 2005 fue uno de los más rápidos de la historia, teniendo apenas cuatro votaciones y duración de apenas 22 horas. El día 24 de abril del mismo año tomó posesión en ceremonia en la Basílica de San Pedro en Roma. (JSG)