El Papa comentó tres Palabras de Jesús durante la Pasión

 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 17-04-2019, Gaudium Press) Hoy, en la catequesis de la Audiencia General en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco reflexionó sobre tres palabras que Jesús dirige al Padre durante la Pasión:

1.png

"La primera es: «Padre, ha llegado la hora: glorifica a tu Hijo». La gloria, dijo el Papa, significa la revelación de Dios como signo de su presencia salvadora entre los hombres. En la cruz, Jesús manifiesta su gloria porque es allí donde está realizando de forma definitiva la salvación a los hombres. La verdadera gloria es la del amor. En la Pascua comprobamos cómo el Padre glorifica al Hijo, mientras el Hijo glorifica al Padre. Ninguno se glorifica a sí mismo, sino al otro. Así, el actuar de Dios nos tiene que interpelar, para que no busquemos nuestra propia gloria sino la de Dios y la de los demás".

Es una gloria, la de Dios, que se manifiesta particularmente en la Pasión, Muerte y Resurrección, y que "en Pascua, Dios reduce las distancias, mostrándose en la humildad de un amor que exige nuestro amor. Nosotros, pues, le damos gloria cuando vivimos todo lo que hacemos con amor, cuando hacemos todo de corazón, como si fuera para Él".

La segunda palabra es "Abbá", papá, proferida por Cristo cuando en el huerto de Getsemaní experimento la angustia y la soledad ante su Pasión. Jesús nos enseña a tratar a Dios como un padre, indicando que en la relación con él se halla la fuerza para seguir adelante en el dolor. En la desolación, Cristo no está solo porque está con el Padre. Ejemplo para nosotros, que muchas veces en situaciones difíciles preferimos la soledad a recurrir a Dios y a confiar en Él.

Finalmente, el Papa comentó la tercera palabra: "Padre, perdónales porque no saben lo que hacen". Es una palabra que nos indica el culmen del amor, manifestado en el perdón que Jesús implora para sus verdugos.

"En estos días rezando el Padre Nuestro, podemos pedir una de estas gracias: vivir nuestros días para la gloria de Dios, es decir, con amor; saber confiarnos al Padre en las pruebas; encontrar en el encuentro con el Padre el perdón y el valor para perdonar. El Padre nos perdona y nos da el valor para perdonar", concluyó el Papa.

Con información de Vatican News