Iglesia en el mundo celebró Día de Oración y Recuerdo de los Misioneros Mártires

 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 25-03-2019, Gaudium Press) La Iglesia conmemoró el pasado 24 de marzo una jornada en honor de los misioneros que han dado su vida como mártires o testigos de la fe durante su apostolado. La celebración, promovida por el movimiento juvenil de las Obras Misionales Pontificias en Italia en 1993, es observada en varios países y en la ciudad de Roma se unió a la marcha y vigilia por los misioneros de nuestro tiempo titulada "La caridad hasta el martirio".

MISIONEROS POLACOS MARTIRES EN PERU GAUDIUM PRESS.jpg
Beatos Michele Tomaszek y Zbigneo Strzalkowski, sacerdotes de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, martirizados en Perú en 1991. Foto: KEP.
"En 2018 fueron asesinados hasta cuarenta testigos: 35 sacerdotes, 4 laicos y un seminarista", comentó a Vatican News Mons. Gianrico Ruzza, Obispo auxiliar de Roma. "Elegimos salir del Coliseo porque es un símbolo de martirio, un lugar donde cientos de cristianos han muerto y donde no por casualidad el Vía Crucis es celebrado cada año por el Papa. Mientras que la Basílica de San Bartolomeo all'Isola alberga el santuario de los nuevos mártires de los siglos XX y XXI, encargado por San Juan Pablo II".

La jornada se llevó a cabo el día jueves 21 de marzo by fue organizada por la Diócesis de Roma - Cáritas de Roma, El Centro Diocesano de Cooperación Misionera entre las Iglesias y la Oficina Diocesana de los Migrantes, así como por la Comunidad de Sant'Egidio. El encuentro fue presidido por el Cardenal Angelo De Donatis. "Nos sumergimos juntos en el misterio de la humilde fuerza del Evangelio, mirando los rostros, la humanidad, la debilidad de los que han experimentado la caridad, el amor a la Iglesia, las expectativas de paz y de justicia en contextos de peligro extraordinario, sin renunciar al amor", explicó el párroco de Santa María in Trastevere, P. Marco Gnavi. "La conciencia de nuestra deuda con cada uno de ellos nos despierta a la espera del Reino, nos estimula a una nueva generosidad y a la búsqueda de la unidad que, en el martirio, ya se ha realizado".

Los Obispos de Polonia recordaron también durante su celebración local el testimonio de los misioneros asesinados por odio a la fe que infortunadamente se ha incrementado. "En 2018, 40 misioneros fueron asesinados en todo el mundo. Esto es casi el doble que en 2017", denunció la Conferencia Episcopal Polaca. "La mayoría de los asesinados en 2018 son sacerdotes: 35 personas".

"'La fe se fortalece cuando se transmite', dijo Juan Pablo II. Y algunos incluso han dado sus vidas por la transmisión de la fe", afirmaron los Obispos en un comunicado. "De una manera especial, oremos por todos los misioneros para que no pierdan el valor al proclamar a Cristo. Y para que nosotros también podamos ser misioneros en nuestro entorno, aunque a veces también pueda costarnos".

Con información de Vatican News y KAI.