Estamos… llenos de nada y vacíos de todo

 

Redacción (Domingo, 10-03-2019, Gaudium Press) Soportamos un verdadero torrente de informaciones. En el mundo de los medios - escritos, orales o televisivos-, o navegando en los espacios de internet desde el computador y celular, "llueven" todo tipo de noticias.

Verdades, medias verdades o falsedades -la ya famosa y calificada como epidemia mundial de la desinformación: las "fake news"-, catástrofes que dan tristeza y nos hacen elevar una oración por los que sufren esas terribles situaciones, las que rayan en lo ridículo o en la locura y nos dejan pensativos.

A todo eso estamos, queridos lectores, sometidos diariamente. Somos receptores de verdaderos impactos psico-visuales. Quedamos apenados, asustados, espantados, pocas veces bien informados y, raramente llenos de alegría y esperanza.

¡Es que nos llenan de nada y nos dejan vacíos de todo!

Alguno dirá que siempre fue así, que no es para preocuparse. Penetremos un poquito en este mundo de las informaciones; algunas nos harán reír de lo ridículo, otras nos provocarán molestia al ver el grado de degradación en el pensamiento de los hombres, de otras amargura. Allí concluiremos, si es para no preocuparse.

6.jpg

Hace poco salió una singular noticia, la foto que más entradas tuvo, al momento, en Instagram. Millones que la vieron, le dieron su "me gusta". Pensarán: debe de ser una cosa tan maravillosa y fuera de lo común, que hay que verla y darle el "me gusta". No se espanten, ¡era la foto de un huevo! Sí, así como lo leen, de un simple huevo de gallina. En menos de dos semanas había superado los 24 millones de "me gusta", llegando después casi a los 30. Los creadores se identificaron con el nombre de la gallina "Henrietta", su huevo se llama "Eugene". Esta excentricidad fue reconocida después por la World Record Egg que afirmaba: "Esto es una locura, qué tiempos vivimos" (El País. España, 14-1-2019). La autora de la foto "vencida" -había tenido más de 18 millones de "likes"-, se mofa de su derrota, simplemente, rompiendo un huevo en el pavimento asfáltico caliente...y con eso consigue más de 4 millones y medio de "me gusta".

Pero, recorramos un poco más esta "selva" de informaciones "vacías de todo".

Una gata de nombre "Choupette", linda, por cierto, recibe gran herencia de su fallecido propietario, uno de los más famosos diseñadores del mundo. Heredera feliz: "tiene dos nanas encargadas de cepillar su pelo blanco cuatro veces al día, dar tratamiento a sus ojos azulados y llevarla al veterinario una vez por mes, distraerla y jugar con ella". Y, aunque no lo crean, ya que vivimos un mundo "especial", tiene hasta twitter, Instragam y facebook, con seguidores desde 45 hasta 145 mil. ¡Seguidores! También ostenta un site. La gata no sabe escribir...dado que los "deditos" se le complican con el teclado, mismo así, la Choupette agradece al fallecido su cariño (La Prensa Gráfica, 19-2-2019).

Como podemos ver: hay de "todo", para llenarse de "nada".

No hace más de un mes leíamos la noticia, verdadera o falsa no sabemos, pero publicada en varios medios: un hombre de 27 años tiene la insólita idea de llevar a juicio a sus padres por traerlo al mundo sin su consentimiento previo. Este personaje forma parte, en la India, de quienes promueven una sociedad "libre de niños", con singular nombre: Movimiento Voluntario de Extinción Humana, sostienen que no deben traerse niños al mundo. (La Nación, Buenos Aires, 4-2-2019).

Un huevo, una gata, la demanda de un hijo, una sociedad libre de niños, qué elenco singular de locuras del mundo moderno. En esta perspectiva, que no nos extrañe, ver hombres y mujeres en el auge de la riqueza y de la fama, suicidándose.

Y esto: ¿cómo es posible si tienen "todo" y no les falta "nada"?

En el año 2018 hubo episodios, de gran destaque publicitario, que dejaron perplejos a quienes entraban en conocimiento de las circunstancias de su muerte; ellos tenían todo para ser felices. Un vocalista de una popular banda de rock, una gran diseñadora de modas, una actriz, un actor famoso de cine, un prestigioso chef, un modelo y artista conocido. Unos se ahorcaron, otros tomaron la fatal decisión con un arma, la mayoría con exceso de barbitúricos. Declaraba la familia de uno de ellos: "quería encontrar la paz, luchó y reflexionó sobre el significado de la vida y la felicidad, pero, no pudo más" (La Vanguardia, 13-6-2018).

A esta singular paradoja del teniendo más o siendo famosos optar por quitarse la vida, se da la circunstancia de que, en los países más desarrollados - más "felices"-, el índice de suicidios es mayor. En los EUA hay más muertes por suicidio que por accidentes automovilísticos o de armas de fuego. En España, es la primera causa de muerte no natural.

La Organización Mundial de la Salud (OSM) asegura que, aunque es un tema relacionado con la depresión, ocurre en esferas de poder adquisitivo más alto, cuando hay trastornos por el consumo de alcohol y abuso de sustancias. Aproximadamente un millón de personas en el mundo se quitan la vida al año -casi 3 mil al día-, sin considerar los que lo intentan y no logran su siniestro cometido (La Vanguardia, Barcelona, 13-6-2018). En El Salvador estamos, entre 2016 y 2018, con 1327 suicidios: 442 al año; el rango de edad que más casos registra es entre 20 y 24 años.

La soledad está omnipresente entre las multitudes y, dentro de ellas, en los jóvenes. Un sondeo de la firma YouGov en Reino Unido, con adolescentes, nos presenta lo que califican de "generación suicida". Vean las respuestas: "no merece la pena vivir" (18%); su vida "no tiene propósito" (27%); "ansiedad ante el futuro" comparándose con sus amigos "online" (48%); las redes sociales ejercen sobre ellos una "presión abrumadora" para tener éxito (57%). (El Mundo, Madrid, 15-2-2019).

Hay un aburrimiento de la vida en lugares calificados de felices. "A pesar de la fama y el dinero ninguna de éstas llena la esencia del ser humano. Existe un profundo vacío que conlleva a la tristeza y más delicado aun a la depresión, que es considerada una de las principales razones que han impulsado a estos a quitarse la vida" (Listin Diario, Santo Domingo, 1-3-2019). Profunda observación.

Soledad, abatimiento, vacío, tristeza, depresión. Creen tener todo, pero, se dan cuenta que en el fondo no tienen nada, están vacíos. Diagnóstico singular de una humanidad que cada vez más se aleja de Dios y sus Mandamientos. No podrían ser otras las graves consecuencias que se manifiestan.

"Venid a mi todos los fatigados y agobiados, y yo os aliviaré" (Mt 11, 28), así es que invita Nuestro Señor Jesucristo a los hombres de todos los tiempos. Cuando os sintáis solos, desconsolados, deprimidos, "llenos de nada y vacíos de todo", pues, recurrid a quien dice de sí mismo: "aprended de mi que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas: porque mi yugo es suave y mi carga es ligera" (Mt 11. 29-30). Que la Santísima Virgen María, Medianera Universal de todas las gracias, pose su mirada misericordiosa sobre este mundo de hijos necesitados.

(Publicado originalmente en La Prensa Gráfica, 10 de marzo de 2019)

Por el P. Fernando Gioia, EP

www.reflexionando.org