Arzobispo Mayor greco católico ucraniano afirma que la unificación con la Iglesia Ortodoxa de Ucrania es posible

 

Kiev (Jueves, 10-01-2019, Gaudium Press) El Arzobispo Mayor de la Iglesia Greco Católica Ucraniana, Mons. Sviatoslav Shevchuk, manifestó en una entrevista televisiva con motivo de la fiesta de la Navidad su esperanza en una eventual unidad entre la Iglesia Greco Católica Ucraniana y la Iglesia Ortodoxa de Ucrania. El prelado comentó que a largo plazo esta posibilidad no se trata de una utopía sino de un "prospecto bueno y alegre".

mons shevchuk gaudium press.jpg
Mons. Sviatoslav Shevchuk (izquierda), Arzobispo Mayor de la Iglesia Greco Católica Ucraniana. Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press:
Las declaraciones del Arzobispo Mayor hacen eco de los análisis previos a la concesión del tomos de autocefalia a la Iglesia Ortodoxa de Ucrania que preveían un cambio en las relaciones entre la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Católica tras el cisma entre el Patriarcado de Moscú y el Patriarcado de Constantinopla. Éste último reconoció oficialmente la independencia de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania con respecto a Moscú.

"Este es un prospecto bueno y alegre, mientras todo el mundo cristiano, en particular la comunidad ortodoxa y católica, está buscando maneras de unirse", expuso Mons. Shevchuk. "En el nivel universal hay un diálogo para restaurar esta unidad. Primero que todo se trata de la comunión eucarística".

Al interior de Ucrania ya existe un clima de cooperación entre Mons. Sviatoslav y el Primado Epifanio de la nueva Iglesia Ortodoxa de Ucrania. "Primero que todo queremos explorar juntos la herencia común de la cristiandad de Kiev, porque ha sucedido históricamente que la Iglesia Greco católica frecuentemente ha caído bajo la influencia de Occidente, en particular de la Iglesia latina; la Iglesia Ortodoxa cayó bajo la influencia de Moscú, esto es, bajo la influencia de esta reforma Nikon, gloriosa o infame, que está expresada en ciertos momentos rituales".

La Reforma citada por el Arzobispo se trata de la introducida por el Patriarca Nikon de Moscú, quien gobernó el Patriarcado de Moscú de 1652 a 1658 y llevó a cabo una serie de reformas litúrgicas fuertemente criticada por sectores conservadores.

"El más alto signo de unión eclesial es el Sacramento de la Eucaristía. Por tanto, cuando se trata de buscar maneras de restaurar la unidad entre los cristianos, se trata de restaurar la unidad de la fe y por tanto en su expresión en la vida litúrgica", agregó Mons. Shevchuk. La cercanía de la Iglesia Greco católica Ucraniana es notable en este aspecto, ya que celebra la Eucaristía de acuerdo al Rito griego que conserva elementos comunes con la celebración litúrgica de la Iglesia Ortodoxa.

Sin embargo, Mons. Shevchuk aclaró que el proceso en la búsqueda de la unidad no es local sino universal. "Del lado de los ortodoxos, el Patriarca Ecuménico encabeza este proceso y, del lado católico, la Capital Apostólica de Roma. De hecho, después de todas las intenciones de conceder la autocefalia a la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, Moscú abandonó este diálogo ecuménico", recordó el prelado. "Yo creo que la Iglesia Ucraniana tiene que entrar activamente en ello, participar activamente en este movimiento, y entonces en Ucrania veremos su fruto real. Tal parece que nadie necesita la unidad universal de las Iglesias tanto como nosotros".

Con información de RISU.