En Río, Trecena de San Sebastián recuerda Año Vocacional Sacerdotal

 

Río de Janeiro (Miércoles, 09-01-2019, Gaudium Press) El mes de enero ha sido de celebraciones en la Arquidiócesis de Río de Janeiro. La Trecena de San Sebastián, Patrono de la Ciudad Maravillosa, viene acogiendo millares de fieles desde el lunes 7, y se extenderá hasta el día 19, víspera de las conmemoraciones dedicadas al Mártir.

3.jpg

Inspirados en el tema "San Sebastián, con vocación para el Amor", los festejos de la 10ª edición de la Trecena buscan recordar la vivencia del Año Vocacional Sacerdotal. El primer lugar visitado por los fieles fue la Casa del Padre Cardenal Câmara, en Río Comprido, que acoge a los sacerdotes ancianos.

La razón por la elección del lugar para el inicio de las festividades se debe al testimonio de perseverancia de los sacerdotes. "Aquí residen algunos sacerdotes que también actúan en la arquidiócesis, pero hay también aquellos que ya son ancianos y/o enfermos, los cuales nos dan un ejemplo de perseverancia y donación de vida. Pedimos a Dios para que esos testimonios hagan a las personas sentir el deseo por la vida religiosa", afirmó el Arzobispo de Río de Janeiro, Cardenal Orani João Tempesta.

Al inicio de la celebración en la Casa del Padre, el rector, Canónigo Pedro Nunes de Almeida, dio la bienvenida al Cardenal Tempestay a la comitiva que acompaña la imagen peregrina de San Sebastián. "Acogemos, con gran satisfacción, esa procesión de entrada, dando inicio a esos días tan festivos de oración, invocando la paz y la protección divina para nuestra ciudad", dijo.

4.jpg

El Cardenal Tempesta, a su vez, resaltó en su homilía la importancia de que cada cristiano sea señal de conversión. Para el purpurado, "delante de un mundo que no conoce al Señor y, por no conocerlo, no lo escucha, somos llamados a poner en práctica su Palabra, siendo aquellos que llaman los demás a la conversión".

La Trecena de San Sebastián, conforme el Arzobispo, es una misión popular en la ciudad, una vez que, durante 13 días, son visitados iglesias, capillas, comunidades, hospitales, albergues y departamentos gubernamentales.

Luego, "la trecena es una misión popular", donde son alcanzados los más diversos sectores, además de ser un momento de manifestación de fe. "Río tiene el ejemplo de un hombre de Dios [ndr. San Sebastián], que todo lo dejó por ser cristiano, no temiendo ni siquiera el martirio. De esa forma, somos llamados a vivir nuestra vocación, rezando, también, por los sacerdotes y los seminaristas que se preparan para recibir el sacramento", concluyó el Cardenal.

5.jpg

Antes del cierre de la celebración, el obispo auxiliar Mons. Roque Costa Souza destacó la necesidad de la respuesta de cada fiel a Dios. "Percibimos el llamado que Dios hace en la vida de cada uno y la respuesta que Él aguarda es nuestro 'sí' que no mide consecuencias, tal como el 'sí' de María y San José. Dios exige una respuesta y ella se hará realidad dentro de nuestro día-a-día. San Sebastián sirvió a los hermanos y entregó su vida por la causa de la Iglesia y el Evangelio, no temiendo delante de aquellos que eran sus verdugos. El 'sí' de él fue fortalecido por la gracia de Dios. De esa forma, no precisamos temer, porque el Señor nos concede la gracia de perseverar hasta el fin". (LMI)

De la redacción de Gaudium Press, con informaciones de la Arquidiócesis de Río de Janeiro