Divulgadas las intenciones del Papa para el año 2019

 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 09-01-2019, Gaudium Press) La Red Mundial de Oración del Papa divulgó la lista de intenciones del Santo Padre para cada uno de los doce meses del año 2019. Así como ocurrió en los últimos dos años, en cada mes hay solamente una intención, pudiendo esta ser por la evangelización o universal.

1.jpg

Para el mes de enero se rezará por la evangelización, con foco en los jóvenes de América Latina, para que, siguiendo el ejemplo de María, respondan al llamado del Señor para comunicar al mundo la alegría del Evangelio.

Ya la intención del mes de febrero es universal. Se pedirá por la acogida generosa de las víctimas del tráfico de personas, la prostitución forzada y la violencia.

En marzo se rezará por la evangelización de las comunidades cristianas, en particular las que son perseguidas, para que sientan la proximidad de Cristo y para que sus derechos sean reconocidos.

Las intenciones del mes de abril son por los médicos y el personal humanitario presentes en zonas de guerra, que arriesgan la propia vida para salvar la de otros.

En el mes de mayo se rezará por la evangelización, para que, a través del empeño de los propios miembros, la Iglesia en África sea fermento de unidad entre los pueblos, señal de esperanza para este continente.

En junio, las intenciones de oración se dirigirán a Dios para que los sacerdotes, para que, con la sobriedad y humildad de su vida, se empeñen en una solidaridad activa para con los más pobres.

Ya en julio, se pedirá por todos aquellos que administran la justicia, para que operen con integridad y para que la injusticia que atraviesa el mundo no tenga la última palabra.

Para el mes de agosto se rezará por la evangelización de las familias para que, gracias a una vida de oración y de amor, se tornen cada vez más "laboratorios de humanización".

Las intenciones de septiembre pedirán por los políticos, científicos y economistas, para que trabajen juntos por la protección de los mares y los océanos.

En octubre, se rezará por la evangelización. Para que el soplo del Espíritu Santo suscite una nueva primavera misionera en la Iglesia.
Ya en noviembre se pedirá para que en el Próximo Oriente, en el cual diversas tradiciones religiosas comparten el mismo espacio de vida, nazca un espíritu de diálogo, de encuentro.

Por fin, en diciembre se rezará para que cada país tome las medidas necesarias para hacer del futuro de los más jóvenes una prioridad, sobre todo de aquellos que están sufriendo. (EPC)