Diócesis de Jackson, EEUU, es consagrada a la Santísima Virgen

 

Jackson (Jueves, 12-10-2017, Gaudium Press) En medio de un estado donde los católicos representan menos del 4% del total de la población, una imagen de la Santísima Virgen María fue llevada por las calles de una ciudad en medio de las celebraciones por su Consagración a la Madre de Dios. Se trata de la Diócesis de Jackson, Mississippi, en Estados Unidos, donde el Obispo local, Mons. Joseph R. Kopacz, encabezó la manifestación pública de fe y llevó a cabo la Consagración en la Catedral del Apóstol San Pedro.

PROCESIN DIOCESIS DE JACKSON GAUDIUM PRESS.jpg
La imagen de la Santísima Virgen recorrió las calles de Jackson, EEUU, antes de la Consagración de la Diócesis a su ciudad. Foto: Jackson Vocations
La imagen fue llevada en hombros por seminaristas y fue seguida por un grupo de fieles, quienes arribaron a la Catedral para entonar una Letanía a la Santísima Virgen y recitar la oración de Consagración compuesta por el diácono Aaron Williams. Mons. Kopacz confió a la Santísima Virgen el éxito del plan de pastoral elaborado en cada parroquia en sintonía con el plan diocesano y que es fruto de un año de oración, reflexión y trabajo. La consagración fue preparada con el Rezo del Santo Rosario en la Catedral durante el fin de semana y en las diferentes parroquias de la Diócesis.

Tanya Britton, seglar que asistió al evento en la Catedral, felicitó, en diálogo con Mississippi Catholic, al Obispo por realizar la consagración de forma pública y unir a los fieles en torno a la Catedral. "Un testimonio público como éste reafirmó mi amor por mi Obispo y mi Iglesia local. Fue una forma para permanecer conectada y recordarme que no estoy nunca aislada de nuestra diócesis local o de Roma", describió. "Todos estamos juntos en esta peregrinación en un mundo que necesita desesperadamente del amor y la guía de una madre".

"Como hispana, me encantó la procesión", indicó por su parte Elsa Baughman, ex editora de Mississippi Católico, el periódico diocesano en lengua española. "En nuestras culturas las procesiones son muy importantes. Sentimos que debemos llevar a María en hombros y traerla a nuestros barrios o las calles de Jackson como hicimos aquí".

Con información de The Catholic Sun.