Obispo en Gabón, África, pide mayores acciones para frenar prácticas de brujería

 

Oyem (Miércoles, 11-10-2017, Gaudium Press) Mons. Jean-Vincent Ondo Eyene, Obispo de Oyem, Gabón, hizo un fuerte llamado a las autoridades del país para realizar más acciones que permitan la erradicación de prácticas de brujería vinculadas incluso a homicidios rituales. En un país mayoritariamente cristiano, el prelado afirmó que la brujería "no es parte de los hábitos culturales del pueblo gabonés" y denunció el aumento de crímenes vinculados a la superstición.

MONS ONDO EYENE GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Jean-Vincent Ondo Eyene, Obispo de Oyem, Gabón. Foto:Eglise Catholique Gabon.
"No hay necesidad de discutir con la autoridades para ver cómo se va a poner fin a esta práctica", indicó el prelado, según informó Crux. "La vida humana es sagrada y no puede banalizarse". Los crueles ritos locales se basan en la suposición de una supuesta fuerza contenida en los diferentes órganos del cuerpo humano, que serían empleados para dar atributos a otras personas que contratan los servicios de los brujos.

Como un aspecto preocupante, los ritos parecen estar relacionados con intereses políticos. "Estos crímenes son cometidos frecuentemente durante las elecciones y otros eventos especiales", denunció Mons. Eyene. "Es por esto que tratamos de ser muy vigilantes en la preparación de las elecciones para comenzar a denunciar estos crímenes y llamar la atención de las autoridades sobre su existencia".

Los Obispos de Gabón ya realizaron en 2016 una campaña de oración en contra de las muertes rituales y otras formas de violencia, declarando el 28 de diciembre, Fiesta de los Santos Inocentes, como una jornada de especial oración y reflexión sobre el tema. A pesar de los reiterados llamados de los prelados, las autoridades civiles aún no han calificado los crímenes como una prioridad, lo que ha suscitado sospechas de connivencia con la brujería.

En la mayoría de los casos, los culpables resultan impunes por omisión de los investigadores. La Asociación Contra los Crímenes Rituales (ALCR por sus siglas en inglés) ha denunciado que la corrupción y los altos costos de las investigaciones verdaderamente adecuadas figuran entre las razones para esta problemática. "Cada vez que nos damos cuenta de que a pesar de nuestra condena un crimen más se ha cometido, tenemos que alzar nuestra voz de nuevo y decir: Esto debe detenerse", concluyó Mons. Ondo Eyene.

Con información de Crux